Yamaha Concept

Nuestro Concepto

Creemos que la participación y la implicación activa en la música deberían ser fundamentales en la educación social. La música no solo ayuda a fomentar las capacidades emocionales e intelectuales de los niños, sino que también juega un importante papel a la hora de ayudar a la gente joven a aprender las habilidades sociales necesarias para desenvolverse en la vida.

Los programas de enseñanza de Yamaha están cuidadosamente diseñados para adaptarse a la edad de cada niño y a sus etapas de desarrollo físico, mental y emocional. Las escuelas de música Yamaha Music School aplican los siguientes principios de enseñanza:

 

El ritmo y el método con el que los niños aprenden a hablar…
… están reflejados en el estilo y el contenido de nuestra enseñanza. Los niños aprenden su lengua materna escuchándola e imitándola. Entre los cuatro y los seis años de edad, el oído de los niños se desarrolla significativamente, y su capacidad de diferenciar sonidos y tonos es crucial tanto para el aprendizaje del lenguaje como para la educación musical. Dado que esta etapa es tan importante para el consiguiente desarrollo de las capacidades musicales, los programas de Yamaha hacen un hincapié especial en la «musicalización» de los niños.

La enseñanza en grupos abiertos…
… es un componente clave del concepto Yamaha. Nuestro programa de enseñanza está enfocado a crear un ambiente de aprendizaje positivo, propiciando el interés por aprender cosas nuevas y el uso de todos nuestros sentidos para hacerlo. Los estudiantes con conocimientos previos y hábitos de aprendizaje adquiridos encuentran el estímulo para seguir avanzando tanto en grupo como individualmente, y descubren su propio talento musical aprendiendo de los demás y con los demás, desarrollando la motivación que surge de tocar en un grupo. Nuestra enseñanza se beneficia de décadas de experiencia práctica que permite que todos los miembros del grupo experimenten progresos musicales individuales.

Alimentar la creatividad…
… es esencial para la filosofía de enseñanza de las escuelas Yamaha Music School. Para poder plasmar las ideas musicales propias, se requiere un buen conocimiento de las reglas de los sistemas musicales. Nuestras clases desarrollan y amplían habilidades creativas tales como la improvisación, el arreglo y la composición, capacidades valoradas por igual en todas las épocas y estilos musicales. Los estudiantes tienen acceso a herramientas de aprendizaje apropiadas para su edad que les ayudan a practicar en casa y a conseguir sus objetivos de forma entretenida y divertida.